Transformación y agilidad: factores claves

Home / Transformación Digital / Transformación y agilidad: factores claves

Transformación y agilidad: factores claves

Por Cecilia Palumbo.

 

El contexto de crisis mundial nos muestra que la transformación digital que estaba en la agenda de todos los líderes, con distinto grado de urgencia y prioridad, hoy pasó a ser una condición necesaria para la subsistencia del negocio.

 

Con la incertidumbre a flor de piel, es necesario que los líderes focalicen sus esfuerzos con una óptica distinta, teniendo que ser ágiles. Esto significa adaptarse y ser más flexibles que nunca. Se hace imprescindible pensar en dos dimensiones a la vez, la recuperación y la reconversión del negocio. El tiempo no va a volver atrás y no se volverá a operar en la antigua normalidad, entonces las organizaciones líderes serán las que puedan atravesar esta crisis logrando superarla con la motivación de reinventarse.

 

Quienes puedan tener en sus agendas diseñar el modelo futuro serán aquellos que se encuentren mejor preparados para enfrentar el retorno a la calma y la recuperación económica. Lo que sabemos con seguridad es que la velocidad de los cambios es cada vez más vertiginosa y el lujo del tiempo parece no existir más. Es por esto que resulta una condición fundamental poder pensar en Organizaciones Ágiles que puedan experimentar en contextos complejos. En este sentido es importante formar equipos flexibles, con una visión de entrega de valor de forma incremental e iterativa. No vamos a poder saber qué nos depara el futuro, pero si vamos a poder gestionarlo si somos lo suficientemente flexibles y tenemos el ejercicio de adaptarnos a las distintas situaciones. Esto nos va a permitir aprovechar las oportunidades que se presenten.

 

La transformación digital que nos está atravesando nos marca hoy más que nunca. Además del pilar tecnológico, que resulta un catalizador clave, tenemos que centrarnos en las personas. Necesitamos priorizar el capital humano, formar equipos que agreguen valor y sean adaptables. Son estas personas las que le van a permitir a la organización tener un modelo iterativo, que escuchando a los clientes y sus necesidades actuales va a poder ir superándose y evolucionando. Es necesario llegar rápido al mercado, innovar y tener una filosofía ágil para seguir teniendo un lugar y ser parte de la nueva realidad que estamos recién empezando a ver.

 

Las decisiones que tomemos hoy nos marcarán el camino para transitar la crisis y seguir estando vigentes una década después.